Bio, Eco, Natural y Orgánico: ¿conoces las diferencias?
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Hay algunas palabras que se han colado en nuestro vocabulario cada vez con más fuerza: Eco, Bio, Orgánico, Natural… Este artículo va especialmente dirigido para todos aquellos que os gusta saber lo que lleváis en la cesta de la compra, conocer las propiedades de cada alimento y ser conscientes de con qué os estáis alimentando.

¿Conoces las diferencias entre Eco y Bio o entre Natural y Orgánico? Es cierto que puede resultar un poco lioso, pero no es complicado si aprendemos ciertas diferencias básicas entre ellos. A lo largo de este post haremos referencia a estos términos en relación al ámbito de la alimentación.

Lejos de parecer una moda, veremos que la producción de estos alimentos benefician tanto a nuestra salud como también a la del planeta.

Por supuesto, esta clasificación también se puede aplicar a la cosmética, cada vez más en auge, pero esta parte la abordaremos en otro post.

BIO Y ECO. SIGNIFICADO Y DIFERENCIAS

Los productos eco y bio son los que con más frecuencia encontramos, incluso en grandes superficies de alimentación. Algunos supermercados tienen hasta su propia línea ECO.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) los alimentos Bio y Eco son los producidos de forma tradicional y sostenible, sin utilizar productos químicos, ni ser modificados genéticamente.

Un alimento calificado como ECO o BIO requiere una certificación que, en ocasiones, es muy costosa de conseguir. Además, exige unos parámetros muy específicos y pasar unos controles de calidad altos. En ocasiones, hay productos que cumplen las características necesarias, pero el coste de tramitación de los certificados impiden que sean catalogados como tales.

Para que un alimento sea considerado ECO o Ecológico, en su fase de producción ningún elemento puede ser artificial, esto significa: sin pesticidas, sin fertilizantes, sin hormonas o antibióticos. Por ejemplo, en agricultura ecológica, desde las semillas hasta los abonos utilizados han de ser naturales. Si hablamos de ganadería ecológica, no están permitidos los piensos artificiales o industriales, los animales no pueden ser hormonados, ni tratados con antibióticos y solo pueden estar criados en libertad. Esto último es lo que se está llamando «Bienestar animal».

La calificación BIO responde a los mismos parámetros, pero además con el añadido de que el producto no estar modificado genéticamente. Un producto puede ser ecológico en su producción, pero para ser bio, hasta la semilla ha de estar controlada y que no haya modificada genéticamente.

En general, la etiqueta ECO se asocia más a prácticas y técnicas agrícolas y de producción sostenibles, respetuosas con el medio ambiente, tradicionales, respetando la producción de alimentos de temporada… La etiqueta BIO indica que el alimento, además de ser eco, no está modificado genéticamente, se preocupan por la selección de las semillas o el origen del producto animal, se respetan ciclos reproductivos y la calidad del suelo.

Hemos hablado de que los productos ecológicos y bio tienen que cumplir unas características muy específicas para obtener la “certificación” en sus envases, pero ¿cuáles son los criterios necesarios?

  • Como mínimo el 95% de sus ingredientes han de ser de producción ecológica sin químicos.
  • La producción ha de ser de maduración natural, es decir, que no se puede acelerar la maduración. En el caso de ganadería, no se puede engordar los animales con hormonas.
  • El agua utilizada para el riego, la tierra sobre la que se cultiva y el sistema de control de plagas han de ser naturales y de alta calidad, nada de herbicidas, plaguicidas ni fertilizantes.
  • Ha de evitar la sobreexplotación de las tierras de cultivo y, en el caso de la ganadería, los animales han de ser criados al aire libre.
  • Los productos Bio no pueden contener colorantes, aromas o conservantes artificiales. Tampoco se puede utilizar radiación ionizante.
  • No pueden añadir ningún elemento que esté modificado genéticamente.
  • Está prohibida la radiación ionizante para tratar alimentos o materias primas utilizadas en alimentos.
  • El producto final no puede contener residuos químicos, ni metales pesados.

ALIMENTOS ORGÁNICOS

Los llamados alimentos orgánicos son los que están libres de químicos tales como pesticidas, fertilizantes o cualquier otra sustancia industrial que pueda alterar el producto final.

Y tú te preguntarás: «Entonces ¿cuál es la diferencia entre un producto orgánico y otro eco?» En ocasiones, la diferencia está en la certificación, pues un producto orgánico no tiene por qué ser natural. Un producto que venga de una semilla transgénica, es decir, modificada genéticamente, puede ser orgánico.

PRODUCTO NATURAL VS PRODUCTO SINTÉTICO

Un producto natural es aquel que deriva de una planta, un árbol, un animal incluso un mineral. Es decir, es un producto cuyo origen está en la naturaleza, lógicamente.

Un producto sintético es el que ha sido formulado o manipulado por el ser humano a partir de una sustancia original (que sí es natural) que provenía de una planta, de un mineral o de un animal. Un ejemplo, el arroz. Se compra envasado, pero no se ha modificado, simplemente se han retirado las impurezas. Es un producto natural.

Por otro lado, una tortita de arroz es sintética ya que la naturaleza no produce tortitas de arroz. Pero aunque sea sintética, puede ser bio, eco u orgánica si sus ingredientes cumplen las características de los mismos.

LOS PRODUCTOS BIO O ECO ¿SON MÁS SALUDABLES?

No necesariamente, según nuestra nutricionista de los7aguacates. Como es lógico, al ser los nutrientes de mejor calidad, su consumo es más recomendable para lograr alimentaciones equilibradas, pero esto no significa que sean adecuados para dietas de adelgazamiento o cualquier dieta especial para intolerancias alimentarias.

Por ejemplo, si estoy a dieta y me como 3 paquetes de galletas bio, aunque estén elaboradas con ingredientes muy saludables, seguirán conteniendo altas cantidades de azúcares y grasas, ya sean bio o ecológicamente producidas.

Otro ejemplo: si soy intolerante a la lactosa, no podré ingerir leche BIO, por razones obvias…

Resumen

A modo de resumen, podemos dejar claras estas características:

Eco: Sin intervención artificial como pesticidas, fertilizantes, hormonas o antibióticos.

Bio: No hay alteración genética.

Orgánico: Sin agentes químicos.

Natural: Lo produce la naturaleza. En cosmética implica no artificialidad.

Ángela Rueda
Ángela Rueda
Hablar de medicina estética en Valencia es hablar de Ángela Rueda. Más de 35 años dedicada al sector en todas sus facetas, apasionada de la belleza, buscadora incansable de nuevos métodos que le permitan ampliar la visión de la belleza y el mundo. Pionera en entender la belleza como algo integral y holístico.

Comparte este artículo con tus amigos o familiares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
DMCA.com Protection Status

Deja un comentario

Abrir chat