microblading o micropigmantacion diferencias ar
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Me voy a hacer la”micro” en las cejas. Pero, ¿micropigmentación o microblading? ¡Ah!, pero, ¿no es lo mismo? Pues no… ¿Cuántas veces os habéis preguntado lo mismo? Existe una tendencia a confundir micropigmentación y microblading, sobre todo en lo referente al diseño de cejas con estas técnicas. Pues bien, la realidad es que se trata de dos técnicas distintas.

Un poquito de historia

Pese a que la finalidad de ambos procesos sea la misma, disimular la caída de pelo en la zona, la micropigmentación y el microblading son técnicas con metodología y orígenes distintos.

Ambas han evolucionado mucho en los últimos años y tanto una como la otra han hecho suyo el arte del visagismo.

La evolución ha sido también en su aplicación corporal, los pigmentos consiguen disimular estrías, aumentar y rellenar labios, reconstruir la areola mamaria en procesos post oncológicos y maquillar de modo permanente los ojos, en el caso de la micropigmentación.

La micropigmentación nace en la estética en los 90s, en muchos centros de belleza, aplicándose no solo para la zona de las cejas, sino también para el diseño y maquillaje de otras zonas faciales y corporales.

En el campo corporal, el diseño de la areola del pecho femenino, es un protocolo actual y tal vez una se sus aplicaciones más revolucionarias.

Mucho más reciente en el tiempo es el microblading, pese a que  curiosamente, su base proviene de un tatuaje japonés conocido como «Tebori» cuyo origen se remonta  a más de 3.000 años de antigüedad.

Mientras la comúnmente denominada ‘micro’ (micropigmentación), parece sacarle ventaja al microblading, la mayoría de clientes, meten a ambas técnicas en el mismo saco.

El microblading, sin embargo, toma fuerza y se está convirtiendo en la técnica recomendada y preferida en determinados casos. En el diseño de cejas, despierta más de un interrogante, existiendo un desconocimiento generalizado entre los clientes acerca de sus peculiaridades, Es una técnica realmente novedosa que permite trabajos de cejas con  unos resultados increíbles en casos que de otra manera tendrían muy difícil resolución».

Pero vamos a ver de modo más concreto las diferencias entre ambas técnicas.

Micropigmentación vs Microblading

Una de las grandes diferencias entre ambas técnicas se centra en los instrumentos utilizados por cada una de ellas.

Mientras que en la micropigmentación utilizamos un dermógrafo con una aguja de punta con la que diseñamos y dibujamos los pelos, los sombreados de relleno y el diseño de la ceja, en el microblading se utiliza una pluma de metal, similar a un pequeño bisturí, en el que se insertan las agujas ultrafinas- Esto nos permite perfilar pelo por pelo para crear la forma de la ceja de una manera mucho más natural, esta ‘pluma’ realiza pequeñísimos cortes en los que posteriormente se deposita el pigmento.

En el microblading el dibujo de cada pelo se hace de manera individual. Esto nos permite modificar la forma y el color de la ceja, por lo que creamos con facilidad, un resultado mucho más natural y acorde a las reglas del visagismo en lo referido a lo que cada rostro necesita, con resultados de rejuvenecimiento y expresividad muy logrados.

Un paso más en el microblading es lo que se empieza a conocer como “nanoblading” que es una variante del sistema realizado con un tipo de agujas conocidas como agujas «nano», o extrafinas creadas para dibujar pelo a pelo con una alta precisión y así crear una ceja pluscuamperfecta.

En segundo lugar y no menos importante, el tatuaje o maquillaje creado en la micropigmentación es permanente, mientras que el del microblading es semipermanente. En la micropigmentación, el pigmento va a permanecer entre la dermis y epidermis, mientras que el microblading es un tatuaje más superficial que deposita  el pigmento sólo en la epidermis.

Duración

Hemos de tener en cuenta que existen muchos factores que favorecen que el pigmento permanezca más o menos tiempo, que se desvanezca más rápidamente o de manera más lenta.

El principal factor es la calidad del pigmento. Los pigmentos han de ser de calidad, homologados y registrados sanitariamente. Es muy importante que el cliente se ponga en manos de profesionales y centros que cumplan todas las medidas de seguridad exigidas.

Otro factor importante son los productos y medidas de precaución utilizados para el cuidado de la piel tras el proceso del microblading o la micropigmentación.

Algunos medicamentos o tratamientos médico estéticos también pueden afectar a su duración.

Eso sí, nunca, ni en el microblading ni en la micropigmentación va a llegar a desaparecer por completo el pigmento.

El microblading puede durar alrededor de un año o año y medio, mientras que la micropigmentación puede permanecer hasta dos o tres años.

A partir de ahí podemos realizar nuevamente el tratamiento.

Instrumentos y precauciones

Todas las agujas y plumas utilizadas tanto en el microblading como en la micropigmentación han de cumplir con los estándares de sanidad de la Unión Europea y ser desechables para evitar infecciones o la transmisión de enfermedades.

Al igual que el pigmento debe ser inorgánico con base mineral puesto que son hipoalergénicos reduciendo el riesgo del implante y sin posibilidad de reacciones alérgicas.

Por supuesto el tratamiento ha de ser realizado por personal cualificado, con técnica, habilidad  y experiencia.

Ángela Rueda
Ángela Rueda
Hablar de medicina estética en Valencia es hablar de Ángela Rueda. Más de 35 años dedicada al sector en todas sus facetas, apasionada de la belleza, buscadora incansable de nuevos métodos que le permitan ampliar la visión de la belleza y el mundo. Pionera en entender la belleza como algo integral y holístico.

Comparte este artículo con tus amigos o familiares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
DMCA.com Protection Status

Deja un comentario

Abrir chat