Como frenar el envejecimiento de la piel - Mejores nutrientes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Nuestras células envejecen. Así es. Por desgracia los radicales libres que producimos a diario no nos dejan intactos (en un artículo pasado ya te explicamos cómo afectan los radicales libres a nuestra piel), pero tenemos una buena noticia: el poder de evitar (o por lo menos frenar) el envejecimiento de nuestras células está en nuestros manos. Hoy os damos un par de consejos.

El campo de envejecimiento está entre los más investigados hoy en día. Prácticamente en cada momento se descubre algún detalle más acerca de los factores que ayudan a mantenernos jóvenes y fuertes y, al contrario, los que aceleran los procesos de envejecimiento. Uno de los descubrimientos más curiosos de los últimos años es la conexión entre la longitud de nuestros telómeros (los extremos de los cromosomas que protegen el código genético) y el envejecimiento. Más largos los telómeros, más jóvenes a nivel celular somos. Lo más interesante de todo eso es que se ha investigado también el efecto de la dieta en la longitud de dichos telómeros.

Nutrientes que ayudan a frenar el envejecimiento de las células

¿Cuáles son los nutrientes, según los estudios,  que nos ayudan a frenar el acortamiento de los telómeros y, a su vez, el envejecimiento celular?

Entre los más importantes destacan las vitaminas antioxidantes: A, C, E, junto con la vitamina D y el ácido fólico. Las mayores fuentes de dichas vitaminas sin duda son los vegetales frescos. Justo por esta razón en nuestra dieta no puede faltar ni fruta ni verdura fresca y preferiblemente de temporada (de esta forma nos aseguramos la menor perdida de los nutrientes posible). Para ser más precisos:

  • Entre las mejores fuentes de la vitamina C encontramos: la acerola , la reina de la vitamina C, las fresas, el pimiento rojo, el tomate, el perejil, el kiwi y, por supuesto, los cítricos como los limones y las naranjas (aunque estos últimos no contienen tanta vitamina C que los mencionados antes).
  • Para aportarnos una dosis adecuada de la vitamina A deberíamos consumir: zanahoria, batata, brócoli, col y espinacas, mango y albaricoques.
  • Para asegurarnos que ingerimos suficiente vitamina E nuestra dieta debería estar abundante en alimentos como: aceite de oliva, pipas, semillas y frutos secos (sin tostar ni freír, para no oxidar los ácidos buenos), cereales integrales, el aguacate.
  • La vitamina D, además de estar sintetizada en la piel después de exponerse a de los rayos UVA, la encontramos en los lácteos enteros, en la yema de huevo, en los champiñones y setas y en el pescado azul.
  • La mejor fuente del ácido fólico son las verduras de hoja verde, pero también las naranjas y el plátano, los granos enteros y las legumbres.

Además de las vitaminas, otras sustancias activas imprescindibles para mantenimiento de los procesos de envejecimiento de las células a raya son antioxidantes tales como: carotenos, licopeno y polifenoles abundantes en, entre otros, zanahoria, tomate, calabaza y otros vegetales, y también en el té verde.
Entre las sales minerales las más importantes serían el zinc, el cobre, el selenio y el magnesio ya que cada de ellos cumple el rol importante en la salud de nuestras células, juntos combaten la oxidación y los daños provocados por los radicales libres en nuestra piel.

Si nos paramos un momento y miramos de cerca los procesos de envejecimiento que ocurren en nuestros organismos, nos damos cuenta que todos ellos son procesos a raíz de las micro-inflamaciones provocadas a diario. Por eso mismo es crucial introducir en nuestra dieta las sustancias antinflamatorias. Los mejores antinflamatorios naturales que hay son las hierbas frescas y especias. Entre ellos reinan: la cúrcuma, el jengibre, la canela, el clavo, el romero. Vale la pena aprender a utilizarlos a diario e introducir una dosis a cada de nuestros platos.

Sabiendo cuales son los pasos que debemos tomar para alargar el periodo nuestra juventud, no podemos olvidar que igual que hay cosas imprescindibles para introducir a nuestra dieta y vida en general, también hay unos imprescindibles para evitar. ¿Cuáles son nuestros mayores ´enemigos´? La ciencia lo deja muy claro:

  • El consumo de las carnes procesadas, los cereales refinados, el azúcar, el alcohol y las bebidas endulzadas.
  • El estrés, el mayor responsable por la producción de los radicales libres y del acortamiento de los telómeros.
  • Fumar, dormir poco y llevar unavida sedentaria , son los factores que en casi 100% dependen de nosotros.

Sabiendo todo esto, el resto está en nuestros manos. Nosotros elegimos el estilo de vida que llevamos y a la vez, nuestra edad metabólica. ¡Hay mucho por lo que luchar!

Ángela Rueda
Ángela Rueda
Hablar de medicina estética en Valencia es hablar de Ángela Rueda. Más de 35 años dedicada al sector en todas sus facetas, apasionada de la belleza, buscadora incansable de nuevos métodos que le permitan ampliar la visión de la belleza y el mundo. Pionera en entender la belleza como algo integral y holístico.

Comparte este artículo con tus amigos o familiares

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
DMCA.com Protection Status

Deja un comentario